segunda-feira, 11 de abril de 2016

Poema Retórico Sobre Spinoza, Camila Charry Noriega



Desterrado de la sinagoga
Spinoza avanza por la calle
de gabardina rasgada por el puñal del asesino.
Ya sabía que acá la muerte
es flecha de luz
 y apacible destino.
Sabía que decir persona es como decir rincón de nada,
y sabía que solo hay colisiones, choques,
que definir cualquier cosa es definir sus relaciones;
decir que un pez es pez, es entrar en una relación,
no hay pez puro,
su sustancia es artificio de otra cosa sin realidad ni tiempo.

Pulir lentes como renuncia definitiva,
se necesita de este oficio para hallar la hondura;
la renuncia también es una potencia
no el fracaso.

Así que sobre el mundo, Dios,
en relación a sí mismo
es el rostro de la descomposición
oposición a la vida en su más cierto quehacer
la vida, ese caer de moscas
sobre el sueño de la tierra,
ofuscación de dientes que sostienen su flujo,
Bacon que desgarra los objetos.

Solo se gana el cielo si se ha sido un buen esclavo;
en el reino animal
morir es un privilegio
los animales siguen su relación con la muerte
sin holocausto, sin esclavitud,
no hay obrero que viva sobre el abismo
sin la muerte en las entrañas,
animal extraviado de la manada
reconoce su estado y calla.
Auto reguladora, la naturaleza se crea y se destruye;
el castor hace presas y el hombre caos.




Camila Charry Noriega nació en Bogotá, Colombia. Es profesional en Estudios literarios y estudiante de la Maestría en Estética e historia del arte. Trabaja como profesora de literatura y de escritura y lectura crítica con énfasis en arte y literatura.  Ha publicado los libros Detrás de la bruma, El día de hoy, Otros ojos, y El sol y la carne. Ha participado en diversos encuentros de poesía  en Europa y América. Algunos de sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, polaco y rumano. Ha obtenido en dos oportunidades el II lugar en el Premio internacional de poesía Ciro Mendía, 2012, 2015. 

Nenhum comentário: